Arquitectura defensiva

BATERÍA DE CASTILLITOS - LA AZOHÍA

VER MAPA

Situada en la punta de Cabo Tiñoso, a una altura de 250 metros sobre el nivel del mar, desde donde se contempla una panorámica que abarca desde la Punta de Los Aguilones (Escombreras) a Cabo de Gata.

Esta construcción fue proyectada de acuerdo con el Plan de Defensas de Bases Navales de Primo de Rivera; sus obras de explanación comenzaron en 1.929. La construcción fue realizada entre los años 1933 a 1936. Fue artillada con dos cañones Vickers de 38,1 que lograban un alcance de 35.000m, aproximadamente, lanzando proyectiles perforantes de casi 900kgs. Idéntica a su homóloga batería de Cenizas con la que cruzaban fuegos para impedir que los buques pudieran bombardear la Base Naval de Cartagena.

La fachada de entrada a los fosos y de los talleres, son de un estilo arquitectónico historicista o ecléctico, tratando de reproducir un castillo medieval.

El peso y las dimensiones de los diversos componentes de las piezas obligó a la realización de una serie de obras previas, como el Muelle de la Azohía. Esta obra permitió a la Grúa Sansón (actualmente se encuentra en una de las rotondas del paseo del muelle) realizar las operaciones de descarga. Fue también necesaria la construcción de una carretera de 9kms de longitud que permitiera el acceso a la maquinaria, así como la construcción de un camino carretero para el suministro de arena desde la Cala Salitrona.

Esta batería junto a sus compañeras de grupo: Jorel y Atalayón, tuvieron una gran importancia durante la guerra civil.

En el año 1977 ejecutó el último ejercicio con tiro real. En el año 1990 queda en situación de Taponada y en 1994 deja de estar en servicio por aplicación del Plan Norte aunque permanece artillada con las dos piezas Vickers.

El acceso a esta fortificación se realiza partiendo de la carretera Cartagena a La Azohía, cruce del Alamillo, que está en el Km.7, después habrá que tomar el desvío hacia Campillo de Adentro y Faro de Cabo Tiñoso.