Arquitectura defensiva

CASTILLO DE GALERAS

VER MAPA

Esta fortificación del siglo XVIII, está situada en el monte de Galeras, al Oeste de la dársena del Puerto, sobre una cota de 219 metros de altitud desde donde se domina la ciudad, el Arsenal, el puerto y la Algameca.

El monte de Galeras debe su nombre a que las aguas que bañaban sus laderas servían de refugio a las galeras reales, aunque su topónimo antiguo es el de Monte de las Salinas.

El castillo, de estilo neoclásico ecléctico, fue proyectado por el ingeniero militar Pedro Martín Zermeño y su construcción finalizó en el año 1.777.

Se trata de una fortaleza abaluartada de la Escuela Española con influencia francesa. De forma rectangular, con cuatro baluartes, uno en cada vértice y un gran patio central. Toda la construcción se encuentra, rodeada por un foso seco.

De este castillo parte la muralla de Carlos III que rodea parte de la ciudad.

Los Cantonales lo llamaron el Castillo de la Vanguardia, y fue nombrado también “Capitán de todos los castillos”. Desde este castillo se proclamó el Movimiento Cantonal con un disparo de cañón, el 12 de Julio de 1.873. Estuvo artillado hasta 1895.

Tras la Guerra Civil española, fue utilizado como prisión de tropa. Hasta 1987 perteneció al Ejército de Tierra, y en esta fecha pasó a depender de la Marina de Guerra. Esta fortaleza está catalogada como Bien de Interés Cultural.

Revolución Cantonal
El 12 de julio de 1873, se proclamó en Cartagena el cantón, mediante la colocación de la bandera roja (símbolo revolucionario) y posterior disparo de cañón en el castillo de Galeras. Los cantonalistas ocuparon el Ayuntamiento, el Arsenal y las baterías de costa. El cantón de Cartagena permaneció independiente del Gobierno central debido al poderío de la Flota española asentada en su puerto (cinco fragatas, dos vapores y una corbeta) y al sistema de fortificaciones de la ciudad costera. Cartagena financió su levantamiento con la plata extraída de las minas de la sierra minera de Cartagena.

Tras seis meses de asedio y un intenso bombardeo, gran parte de la ciudad quedo destruída. Cartagena se rendiría el 12 de enero de 1874.