Agenda

EXPOSICIÓN: Manga Plage, de Frédéric Volkringer

22/04/2021 - 04/07/2021 Visto: 5.644 veces

Al sureste de la península ibérica un cordón litoral, La Manga, abrazo del Mar Menor, es territorio entre una laguna costera salada y el Mediterráneo, con formaciones de fondos limosos, arenosos, algas y plantas marinas.

Las crónicas recuerdan que hasta el siglo XVI La Manga estuvo revestida de una espesa cubierta vegetal, un boscoso sabinar, sabina de las dunas, con enebro marítimo y pino carrasco, una fronda que fue arrasada por orden del rey Felipe II para evitar que los piratas berberiscos se ocultaran en la espesura.

Digamos que aquel acto fue el inicio que dio pie a lo que habría de llegar.

En la segunda mitad del siglo XX se empieza a urbanizar La Manga, si bien, aún queriendo conservar la vegetación dunar, será la abertura de fronteras a la industria del turismo lo que provoca una explosión, y la explotación de una urbanización frenética donde el hormigón era la repuesta sin planificar. Pero fue en la década de 1960, cuando el desarrollo urbanístico obvió los valores naturales de La Manga, a excepción del pequeño istmo al norte del canal del Estacio, donde Salinas y Arenales siguen siendo espacios protegidos.

Ahí sobreviven, a malas penas, dunas como el barrón, la margarita marítima, el cardo marino y la azucena de mar, la zanahoria o la esparraguera del mar menor, conservándose la escasa y extinta flora en los solares urbanizables. Lo que sin duda y afortunadamente no encontrarán, dirán algunos, es la fauna de jabalíes y venados de antaño, las tortugas bobas o las foca monje que venían a desovar a sus playas, fauna que ha sido sustituida por el espécimen turista.

La Manga del Mar Menor se ha convertido en un centro de vacación atractivo para el viajero y desmadejado y caótico en su naturaleza. Donde antes ululaban los vientos y su silencio, los dos mares de arena y las dunas de vegetación salvaje, hoy campa un innegable desconcierto urbanístico. El hábitat natural en su esplendor ha sido sustituido por el hormigón, el hierro y el cemento en completo galimatías.

Puede que no nos guste la realidad representada en estas fotografías, mas son paisajes urbanos vestigios de la arquitectura del boom turístico de los 60, y están ahí, lo queramos o no, fueron construidos con inmediatez y falta de perspectiva, es un hecho.

En cambio, no pretenden estas fotografías realizadas en blanco y negro ser leídas en modo denuncia o con un tono pesimista, tan solo interpretemos la muestra de lo que la codicia, la ambición, la insensatez y la estulticia humana pueden crear.

La muestra de lo que no queremos a partir de ya.

Miremos estas fotografías silenciosas, respetuosas, con benevolencia, con visión desenfadada, a veces con el enfoque más humorístico e indulgente pero siempre esperanzado, ya que aún estamos a tiempo de recuperar este paisaje único y de excepción en el planeta tierra.

Frédéric Volkringer

La exposición Manga Plage se podrá visitar en el Palacio Consistorial de Cartagena de martes a viernes de 10:00 a 13:30 y de 17:00 a 19:00, los sábados de 10:00 a 13:30 y de 17:00 a 20:00 y los domingos y festivos de 10:00 a 13:30.

 

¿Dónde se realiza?

Uso de cookies: en cumplimiento de la normativa vigente, los portales de internet del Excmo. Ayuntamiento de Cartagena utilizan cookies propias con una finalidad técnica, no recabando ni cediendo datos de carácter personal sin su conocimiento. Además, utilizan cookies de terceros. Puede ver todos los detalles y usos en + Info | OK